10 PROBLEMAS DENTALES EN NIÑOS Y ADOLESCENTES. Parte I

En esta entrada veremos 4 de los 10 problemas dentales que pueden experimentar los niños y adolescentes. Entre ellos están la caries y las encías inflamadas. A estos y otros problemas daremos respuesta en esta entrada.

Problemas dentales más comunes

1. La caries dental

La caries dental es una de las patologías mañas frecuentes de todo el organismo durante la infancia y adolescencia. La caries dental es una enfermedad multifactorial, que afecta a los tejidos duros dentales, y que de no tratarse, puede avanzar hasta llegar al nervio dental, provocando una infección aguda dental o flemón. Es fundamental el tratamiento de la caries, tanto en dentición temporal (dientes de leche) como en los dientes definitivos. Debemos eliminar todo foco infeccioso que puede resultar muy perjudicial y peligroso para la salud de sus hijos. Es muy habitual encontrar problemas dentales como la caries en algún diente durante la primera revisión dental. Por ello son fundamentales todas las medidas de prevención. Muchas puestas en marcha desde las unidades bucodentales de los centros de salud pública. También realizar la primera revisión en torno al año de edad en el odontopediatra privada. En Ortodoncia Ortega primamos la prevención sobre el tratamiento, por lo que realizamos la primera revisión gratuita. Fomentamos el correcto cepillado e instauramos medidas de prevención como la aplicación de flúor tópico o selladores cuando sea necesario.

2.Alteración en la caída de los dientes temporales

Las preguntas mas repetidas en nuestra consulta son las referentes a la caída de los dientes de leche o temporales. Resulta común que en vez de entre los 5-6 años de edad, se retrase la caída de los dientes de leche y/o nacimiento de los dientes definitivos. También es frecuente el nacimiento de un diente por detrás del diente de leche o temporal, permaneciendo en la boca ambos, especialmente en la región de los incisivos inferiores.

En general, en Ortodoncia Ortega somos partidarios de esperar, y que los dientes se caigan naturalmente. Únicamente cuando el incisivo definitivo esté completamente erupcionado y lleve ya de tres a seis meses así junto con el diente de leche se recomendará la extracción del diente. El retraso en la caída y nacimiento de los dientes es sobre todo frecuente en niños de bajo peso al nacer, síndrome de Down, embarazos múltiples u otras alteraciones sistémicas del desarrollo. No hay que alarmarse, pues cada niño tiene su propio ritmo. Lo único importante en que la secuencia de erupción (o nacimiento) de los dientes definitivos no se altere. Desde Ortodoncia Ortega recomendamos acudir regularmente al odontopediatra especialista para detectar cualquier patología y poder actuar a tiempo.

3.Manchas de color blanco en los dientes

son unas manchas de color blanquecino mate, de borde bien definidos y forma irregular que aparecen principalmente en los incisivos centrales superiores (“las paletas”) y en los incisivos inferiores. Se denominan hipomineralizaciones, generalmente surgen en la llamada enfermedad de hipomineralización incisivo-molar (afectando también la estructura y apariencia de las muelas). El esmalte se presenta con una alteración en su estructura, que lo hace más débil, pero que en los incisivos no requiere de tratamiento alguno, salvo por razones estéticas. Otro asunto es cuando la patología afecta a las muelas, donde la alteración en la estructura y resistencia del esmalte es más grave y suele requerir de múltiples tratamiento. Recomendamos las revisiones frecuentes para poder monitorizar la patología.

4.Espacio excesivo entre los dientes

Espacio excesivo entre los dientes de arriba y los de abajo por delante viéndose el interior de la boca o la lengua: es lo que se denomina “mordida abierta anterior”, inicialmente puede afectar sólo a la posición de los dientes. En casos más severos puede llegar a afectar a nivel óseo requiriendo de un tratamiento de ortopedia. En caso de pacientes sin crecimiento, cirugía ortognática.

Habitualmente el problema lo provoca el chupete en exceso o chupete anatómicamente incorrecto, exceso de biberón en los años, alteraciones en la respiración (respiración oral) o una deglución incorrecta (interposición de la lengua al tragar entre los dientes y no ubicándose correctamente en la parte posterior de la premaxila). Todas estas causas se pueden corregir, si se detectan a tiempo, de ahí la importancia de una primera revisión al año con un ortodoncista especializado en niños de corta edad, tal y como el Doctor Jesús Ortega. El tratamiento precoz es fundamental. En ocasiones significará exclusivamente un cambio de chupete, de hábito, instauración de ejercicios, interconsulta con un/a logopeda especialista, otorrinolaringólog@ o incluso el tratamiento mediante un aparato de ortopedia. El correcto tratamiento y corrección del hábito es fundamental, pues solo así se logrará una adecuada función masticatoria, respiratoria, de deglución y fonación. El trabajo entre logopedas, otorrin@s, padres, odontopediatra y ortodoncista es la única manera de lograr un éxito en el tratamiento.

En la próxima entrada veremos los restantes problemas que pueden experimentar los niños con sus dientes.