Un día con un dentista de niños

Conocer cómo es un día normal en una consulta dedicada en exclusiva a la odontología infantil y la ortodoncia es muy interesante. Por ello, hemos decidido realizar una entrevista al doctor Jesús Ortega Carpintero, especialista en odontología infantil y ortodoncia.

P: En primer lugar, muchas gracias por cedernos parte de tu tiempo doctor. Si nos permites vamos a empezar por una pregunta base. ¿Por qué elegiste la especialidad en odontología infantil y ortodoncia?

R: Desde siempre me ha gustado el mundo de la sanidad y la estética. La medicina era mi inclinación principal y me hubiera gustado ser cirujano plástico o pediatra. Dentro del mundo de la odontología, la odontopediatría-ortodoncia. Una vez realizada la prueba de acceso para la Universidad, entre en medicina, y tras un breve periodo dentro, comprobé que mi verdadera vocación era ser odontólogo y no médico. Rápidamente me cambié a la odontología. Una vez terminada la carrera, empecé inmediatamente a trabajar mientras cursaba la especialidad en ortodoncia en la Universidad de Alcalá de Henares.

Como novato que era, en el trabajo me tocaba hacer todo lo que el resto no quería. Generalmente los niños y los pacientes complicados ya que suelen comportarse peor (algo con lo que no estoy de acuerdo, puesto que con un buen protocolo todos los pacientes tienen un comportamiento adecuado). Es en ese momento, fue cuando descubrí que se me daban muy bien los niños y me gustaba más tratarlos a ellos que a los adultos. Poco después, decidí cursar los estudios específicos en odontopediatría para poder dedicarme a los más pequeños con los conocimientos totales. No es lo mismo tratar a un adulto que a un niño.

P: ¿Por qué en la mayoría de consultas pone que también hacen ortodoncia y odontología infantil, así como el resto de áreas de la odontología?

R: En alguna consulta, que tienen diversos especialistas, suelen venir desde otras ciudades. Por ello, ponen que hacen de todo y, realmente, es correcto. Pero hay otras tantas que, debido a la falta de legislación, lo incluyen y no es así. Es un problema exclusivo de España. Esto no ocurre en otros países como Francia, Portugal o Alemania. Aquí, las especialidades no están reconocidas y con el simple título de odontología, cualquiera puede hacer de todo (implantología, ortodoncia, odontopediatría, endodoncia o periodoncia). Sin necesitar de un master o especialidad.

Este hecho es algo que me exaspera y que, tanto desde las Sociedades de Odontología, Ortodoncia y odontopediatría como desde los Colegios Dentales, llevamos años reclamando al Gobierno. Pero no hemos conseguido cambiar nada. Lo que quiero decir es que, como odontólogo, puedo poner implantes, brackets o Invisalign. Sin necesidad de ser implantólogo u ortodoncista, la legislación lo permite. Aunque, durante la carrera, no se forme para ello. ¡Es algo de locos! En mi caso, si quiero hacer ortodoncia en Francia puedo. Dispongo de la titulación necesaria y se me reconoce como ortodoncista. En España no me haría falta.

P: Sabemos que sueles acudir con la ONG al extranjero. ¿Cuál es el país que más te ha gustado? ¿Cómo has encontrado las bocas de los niños? ¿Peor o mejor de lo que te esperabas?

R: El país que más me ha gustado es Guinea Ecuatorial. De hecho, es al que voy a volver próximamente. Seguramente en octubre. Las bocas estaban bastante peor de lo que me esperaba. Todavía se me cae el alma a los pies cuando recuerdo al primer niño, de 11 años, con todos los dientes podridos, tanto de leche como definitivos, con un flemón enorme.

Le tuve que exodonciar (quitarle) la mayoría de los dientes. Recuerdo que tuve que realizar una incisión a lo largo de todo el maxilar para drenar la gran cantidad de pus con un bisturí. Posteriormente, le quité los dientes, le dejé desdentado. Esa noche no pegué ojo. No entendía cómo algo así es posible en pleno siglo XXI. Es muy duro. No sabemos la suerte que tenemos. Lo peor de todo es que, al final, te vas inmunizando. Cada vez te van impactando menos estos casos.

P: Para terminar la primera parte de la entrevista. ¿Cuál es la patología más habitual con la que te encuentras en los niños de Burgos?

R: La principal patología bucal de los burgaleses más pequeños es la caries dental. Lo mismo ocurre en otras ciudades. De media, en nuestra consulta Ortodoncia Ortega, 2 de cada 3 niños y niñas presentan alguna caries.