¿El uso de flúor en niños es bueno o malo?

fluor

Muchas madres y padres me preguntan a diario acerca del uso del flúor en sus hijos. Si existen riesgos o si es bueno utilizarlo y en qué concentración. Si es recomendable el ponen en los colegios y consultas dentales en forma de gel o barniz. Sobre el agua fluorada y qué tipo de pasta de dientes es mejor. En Ortodoncia Ortega aclaramos todas estas cuestiones.

Antes de empezar, es necesario aclarar que el flúor es un elemento químico que está presente en la naturaleza. Cuando se combina con el esmalte dental, convierte la hidroxiapatita que forma los dientes en fluorapatita. De esta manera, es mucho más resistente al ataque ácido.

Riesgos del flúor

Un consumo tópico de flúor no conlleva ningún riesgo para la salud humana. Así queda recogido en los últimos actas de la Asociación Dental Americana. El único peligro del flúor es la aparición de la fluorosis dental. Sin embargo, es una anomalía que tiene una prevalencia del 2% en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

La fluorosis dental aparece por una ingesta excesiva durante el periodo de formación de los dientes. Típica en pacientes que toman complementos alimenticios ricos en flúor o suplementos de flúor muy empleados antaño, y en desuso actualmente. El riesgo de fluorosis por el empleo de productos de forma tópica, como las pastas dentales, es despreciable. Así lo muestran los datos de la Asociación Dental Americana. Salvo por una ingesta accidental de los mismos.

El efecto del flúor, como elemento de prevención de la enfermedad cariosa, es importante. Datos de la Asociación Dental Americana y de la Federación Dental Americana lo respaldan. Por ello, se recomienda el empleo de pastas dentales fluoradas desde que el primer diente emerge en boca. Eso sí, siempre supervisado por un adulto. Hay que asegurarse de que se escupe todos los restos tras el cepillado. Es muy importante enseñar a escupir y a no tragar la pasta dental.

flúor

¿Qué pasta dental recomiendo?

Otra de las preguntas más habituales con las que me encuentro es acerca de la pasta dental recomendada. Como he mencionado en anteriores blogs, las mejores pastas dentales son Lacer Junior y Oral B Stages. En ellas, podemos encontrar la pasta en multitud de sabores que facilitan la aceptación de los menores.

Además, se ajustan a las diferentes edades de los más pequeños: de 0 a 3 años y de 3 a 6. A partir de los 6 años o antes, si su odontopediatra se lo recomienda -especialmente en pacientes con alto riesgo de caries- , se empezarán a emplear pastas dentales de adulto.

Pastas dentales con o sin flúor, ¿concentración del mismo?

Recomendación de la Asociación Dental Americana, la Sociedad Española de Odontopediatría y la Asociación de Odontología Europea. Las pastas dentales deben contener flúor en las concentraciones oportunas. 500 partes por millón, 1000 partes por millón o 1500-2000 partes por millón, conforme a la edad de los pacientes: de 0 a 3 años, de 3 a 6 o mayores de 6 años, respectivamente.

Agua fluorada

No es necesario la compra de agua fluorada. Tampoco la de otros suplementos. El agua de nuestras ciudades ya tiene flúor añadido. Por ejemplo, el agua de mi ciudad Burgos es una de las mejores del país. La fluoración de las aguas responde a una campaña de prevención de la enfermedad bucodental instaurada en España. Esta tiene un bajo coste para las autoridades y es totalmente segura para toda la población.

Suplementos de los colegios y consultas de odontología infantil

Todos los suplementos que administran tanto en los colegios, en forma de flúor en gel o enjuagues, como en las consultas de odontología infantil son totalmente seguros y recomendables. Lo aseguran todas las asociaciones dentales, del medicamento y de salud bucal.

flúor

Las dosis y la forma de administración garantizan su total seguridad. No conlleva ningún riesgo para los pacientes. De ambas maneras, se dan sólo las cantidades oportunas y se elimina el riesgo de contraer fluorosis. Además, al suministrarse de forma supervisada por un odontopediatra o dentista de la seguridad social, no hay riesgo de ingesta por mal uso.

Como conclusión, se puede establecer las siguientes premisas:

-El flúor es un elemento seguro en la prevención de la caries.

-Se debe de emplear para disminuir la enfermedad dental, siempre que un profesional lo prescriba.

-Los suplementos de flúor administrados en los colegios y en las consultas de odontología infantil, como en Ortodoncia Ortega, son totalmente seguros y recomendables para disminuir la incidencia de la enfermedad cariosa.

-Las campañas de prevención de la enfermedad dental en la infancia son efectivas y deben de ser instauradas en las consultas de odontología infantil. Tal y como realizamos en Ortodoncia Ortega, precisamente, este mes de junio.

-Las pastas dentales deben de contener flúor en la dosis ajustada a la edad de cada niño.