Manchas en la lengua ¿tengo que preocuparme? - Clínica Ortodoncia Ortega - Especialistas en Odontopediatría y Ortodoncia

La lengua es una de las mucosas orales más susceptible de estar afectada y revelar patologías orales o generales. En el caso de los niños, en estado normal de su lengua debe de ser rosita, suave, lisa con vellosidades, brillante y con un color uniforme. En caso de no presentar este aspecto, podría ser un indicativo de enfermedad oral subyacente.

manchas en la lengua

¿Qué le ocurre a la lengua de mi hijo/a?

La lengua de los peques puede presentar las siguientes alteraciones que os vamos a contar a continuación en el blog de Ortodoncia Ortega.

Fisuras

La lengua puede perder su textura lisa y uniforme y presentar fisuras o grietas que normalmente no suponen ningún problema. Sin embargo, en ocasiones pueden ser signo de diabetes o estrés. No requiere tratamiento alguno, salvo extremar la higiene, cepillando profusamente la lengua en cada cepillado.

Lengua eritematosa

El músculo presenta una capa blanquecina, normalmente ha aumentado de tamaño, con bordes pocos definidos. En niños suele ser un indicativo de enfermedad sistémica o general tal como anemia, déficits vitamínicos, por lo que recomendamos acudir al pediatra directamente.

Escarlatina

Lengua con forma de fresa con puntitos blancos: es lo que se denomina como escarlatina. Es una afección general que afecta a lengua y piel con manchas de color rojo con apariencia de fresa. Su tratamiento es sistémico, por ello lo mejor es que acuda a su médico para que le recete el antibiótico correspondiente.

Lengua hinchada

También se denomina glositis. Es una gran inflamación de la lengua volviendo a la lengua de un color rojo intenso en ciertas áreas y perdiendo las vellosidades. No requiere de un tratamiento específico salvo una buena higiene, evitar alimentos picantes, ácidos o muy calientes y amoxicilina durante siete días.

Lengua geográfica

manchas en la lenguaSe caracteriza por unas manchas de aparición recidivante de contorno irregular en forma de mapa, que es de causa desconocida. A veces existe un patrón hereditario y en raras veces puede ser manifiesto de algún déficit vitamínico. No requiere nada más que una correcta higiene y evitar en los momentos de mayor manifestación de la enfermedad los alimentos ácidos o picantes.

Úlceras o llagas bucales

a lengua puede ser un sitio de aparición de úlceras o llagas bucales. Generalmente se asocian a un traumatismo, mordedura o quemadura. En otras ocasiones pueden ser síntoma de alteraciones metabólicas o infecciosas como la infección por el virus herpes simple. No requieren de tratamiento en concreto, pero es recomendable la aplicación de tópicos o ungüentos regeneradores con ácido hialurónico.

Lengua grande o macroglosia

Es una patología que se caracteriza por un tamaño exagerado de la lengua respecto al resto de la boca. Suele ser debido a alguna alteración hormonal, hereditaria, como son síndromes tipo acromegalia, diabetes o síndrome de Down.

Anquiloglosia

Es una alteración provocada por una hipertrofia o engrosamiento anormal del frenillo lingual que provoca una disminución en la movilidad de la lengua. Se debe acudir al pediatra y odontopediatra para su diagnóstico oportuno. En los casos más severos, donde la movilidad esté muy limitada, puede ser necesario su intervención quirúrgica.

Lengua de colores ¿por qué salen manchas?

De color blanco intenso

La lengua de color blanco puede ser debida a dos patologías principalmente:

  1. Si aparece unas lesiones blanco yogurt que se desprenden al raspado, suele ser normalmente a una infección por hongos: la candidiasis. Una patología frecuente en niños en momentos de bajada de las defensas. Requiere de tratamiento con antifúngicos de forma oral inicialmente y pudiéndose combinar con tratamiento sistémico en algunas ocasiones.
  2. Otra lesión blanquecina más rara es la leucoplasia. Eso sí, más rara en infantes. Se caracteriza por lesiones blancas, de color yogur natural, que no se desprenden al raspado y normalmente localizadas en el suelo de la boca o en los laterales o cara inferior de la lengua.

Lengua amarillenta o saburral

Esta es una patología que se caracteriza por un aspecto amarillento de la lengua generalmente acompañado por mal aliento y sarro. Es una alteración que únicamente indica que nuestros hijos deben mejorar su higiene bucal, haciendo más énfasis al cepillado de la lengua. Existen raras ocasiones donde se puede asociar a una disminución en la cantidad de saliva. Se recomienda aumentar la hidratación e higiene.

Puntos rojos uniformes

La aparición de puntos rojizos de forma dispersa por la lengua, suelen asociarse a enfermedades del aparato digestivo (como los reflujos o acalalasias), déficits vitamínicos tipo anemia o alergias. Sea como fuere en caso de detectar estos puntos rojizos debes acudir al pediatra en el caso de los niños para su diagnóstico.

Lengua marrón

Es una afección no muy frecuente en menores. Generalmente está asociada a mala higiene, si bien en raras ocasiones puede asociarse un consumo excesivo de ciertos fármacos como los antibióticos y/o infección fúngica.

Como podéis comprobar la mayoría de estas manchas en la lengua se pueden prevenir con una buena higiene dental y además de eso evitaremos también la formación de caries. Si tienes alguna duda y/o consulta escríbenos un comentario en el blog.